Limpieza

VERGASER AUSSEN-REINIGER

Es una combinación de solventes especiales para la rápida y profunda limpieza de todo tipo de residuos y suciedades grasosas en el interior de motores, carburadores y sistemas de inyección. Remueve grasas, aceites, resinas, barro y otras suciedades con facilidad. Permite una aplicación sencilla sin desmontaje y de alta rentabilidad.

TEER-ENTFERNER

Combinación de disolventes de alta eficacia para acabar con las manchas de resina y alquitrán de vehículos, caravanas, motocicletas, bicicletas, herramientas, etc. Diseñado para ser muy eficaz sin dañar la pintura.

Aplicaciones

Especial para la limpieza profunda y eliminación de grasa en carburadores y equipos de inyección, carcazas, toberas, mariposas, conductos, etc.

Aplicaciones

Rociar Agente para la eliminación de alquitrán en el punto que se desee limpiar y dejar actuar brevemente. Limpiar con un paño suave o una esponja.

SCHNELL-REINIGER

SCHNELL-REINIGER es un limpiador y desengrasante de penetración profunda para todo tipo de elementos mecánicos, recubrimientos de frenos, embragues y otros. Limpia y remueve capas de aceite, grasa, resina y de alquitrán sin dejar residuos. Posee una muy baja tensión superficial por lo cual penetra, desengrasa y disuelve fácilmente suciedades persistentes, hasta en los rincones más ocultos y de poca accesibilidad. Disponible como aerosol de 500cc y como líquido de limpieza en envase de 5 y 50 lt para aplicar con pistola pulverizadora.

PRO-LINE SCHNELL-ROSTLÖSER

Disolvente de óxido de efecto ultrarrápido con excelentes propiedades de fluencia. Disuelve el óxido y la suciedad. Se filtra por debajo de la humedad. Buenas propiedades de deslizamiento. No daña los plásticos, las pinturas ni los metales.

Aplicaciones
Sus magníficas propiedades le confieren amplias posibilidades de uso en la industria, en talleres, en vehículos y en todos los aparatos domésticos y para hobbies.
Aplicaciones

Indicado para todos los motores diésel con y sin filtro de partículas diésel, como medida preventiva o para solucionar un problema determinado. Sometido a prueba en turbocompresores. Verter directamente en el depósito de combustible. Completamente compatible con todos los combustibles diésel y biodiésel convencionales. Una dosis del depósito dosificador de 25 ml (integrado en el tapón) es suficiente para el uso preventivo para 25 l de combustible (dosificación 1:1000) y, en caso de problemas, para 5 l de combustible (dosificación 1:200).

PRO-LINE ELECTRONIC SPRAY

Spray electrónico sintético que no daña el plástico para la limpieza y cuidado de componentes eléctricos sucios. Protege de la corrosión los componentes electrónicos, como por ejemplo los contactos, eliminando la humedad y el agua. Al penetrar en las capas de óxido y de sulfuros, reduce las resistencias de los contactos, protege los componentes electrónicos y garantiza la capacidad de funcionamiento. No ataca al plástico ni a las piezas de goma. La fórmula de secado rápido no deja restos y no contiene silicona.

DIESEL SYSTEM REINIGER

ProLine Diesel System Reiniger es una combinación de aditivos de gran capacidad de limpieza y mantenimiento para todos los sistemas a gasoil, especialmente para sistemas Common-Rail y sistema inyector bomba. Limpieza química sin desmontar los inyectores, fácil, rápida y efectiva.

Aplicaciones
Antes del montaje, rociar los componentes eléctricos con Spray electrónico y montarlos a continuación. Si los contactos están muy corroídos, dejar actuar el producto durante un período de tiempo más largo. Retirar con un paño o un cepillo los restos de corrosión desprendidos. El tubo pulverizador plegable de LIQUI MOLY garantiza una pulverización precisa en los contactos eléctricos. Si el tubo pulverizador permanece plegado, se pueden rociar superficies de contacto de mayor tamaño con el chorro de pulverización para grandes superficies. El PRO-LINE Spray electrónico también se puede pulverizar con el envase invertido. Indicación: una vez rociado, esperar 10 minutos para que se airee antes de conectar el componente a una fuente de tensión.
Aplicaciones

Apropiado para todos los motores diésel y turbodiésel con y sin filtro de partículas diésel (DPF). Verter directamente en el depósito de combustible. Uso preventivo en todas las inspecciones, tras reparaciones en el sistema de combustible, para solucionar problemas determinados o después de cada limpieza con JetClean. El contenido de la lata sirve para hasta 70 l de combustible.